Cómo una simple bufanda puede prevenir los ataques de asma en invierno

Una bufanda puede salvar una vida“. Ese es el lema de una campaña lanzada esta semana en Reino Unido en preparación para la llegada del invierno.

Respirar aire frío y húmedo puede hacer que las vías respiratorias se tensen y se desencadene un ataque de asma en tres de cada cuatro pacientes con esa enfermedad, según la organización de apoyo a pacientes asmáticos Asthma UK..

Un ataque de asma suele causar tos, falta de aliento y dificultades para respirar, pero en los peores casos puede ser letal: 1.410 personas murieron el año pasado de asma en Reino Unido, entre ellas 14 niños.

Cuatro millones de personas en el país dicen que respirar el aire frío del invierno empeora los síntomas de su asma.

Pero algo tan simple como ponerse una bufanda sobre la boca y la nariz puede evitar ataques.

Derechos de autor de la imagen Asthma UK
Image caption Ethan tenía 11 meses cuando empezó a tener dificultades respiratorias. Casi murió cuando tenía 1 año.

17 veces en un año al hospital

Ethan Jennings, de Inglaterra, tiene casi 4 años y padece síntomas severos de asma desde que era un bebé de 11 meses.

Ese invierno “casi lo perdemos”, le dijo su padre, Trevor, a la BBC. Ethan pasó una semana en el hospital luchando por sobrevivir, después de haber recibido los tratamientos que había disponibles.

En un año tuvo que ser llevado de urgencia al hospital 17 veces para recibir medicación.

“Cuando llega el frío, sabemos que es un caos, tiende a agarrar más catarros y eso desencadena los síntomas”.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Salir a pasear en un día frío puede ser un peligro para la salud de muchos asmáticos.

Objetivo: “calentar el aire”

“Si la gente tiene asma, simplemente vestir una bufanda sobre la nariz y la boca puede calentar el aire antes de inhalarlo, y eso reduce el riesgo de sufrir un ataque”, le dijo a la BBC el doctor Andy Whittamore, médico de familia y líder clínico de la organización que promueve la campaña, bajo el hashtag #Scarfie.

Salir a pasear en un día frío puede ser un peligro para la salud de muchos asmáticos.

“Instamos a todo el mundo a compartir el mensaje de que algo tan simple como una bufanda podría salvar una vida”, dijo Whittamore.

Pero matiza que esa recomendación no debe reemplazar el uso de medicamentos para el asma.

Los padres de Ethan saben que deben ser particularmente cuidadosos en invierno.

“Haremos cualquier cosa que podamos para protegerlo mientras está al aire libre”, dijo Trevor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *